Cómo hacer helado sin heladera

Quien soy
Elia Tabuenca García
@eliatabuencagarcia
Autor y referencias

Si usted, como yo, lo ama en todas las estaciones pero no tiene una máquina para hacer helados y no desea comprar otra herramienta que consuma electricidad para almacenarla en su cocina, le revelaré algunas de las maneras fáciles de hacer buen hielo. usted mismo sin necesidad de estar equipado con heladeras de alta tecnología de ningún tipo



No guardes el aguacate así: es peligroso

Si a ti también te gusto, ámalo en todas las estaciones, pero no tienes una heladera y no tienes ganas de comprar uno otra herramienta que consume electricidad para guardar en tu cocina estas son algunas de las maneras fáciles y fáciles de hacernos buenos helado sin estar necesariamente equipados con heladeras de alta tecnología.



1) La primera idea es fácilmente realizable con un mezclador, fruta congelada (o previamente congelada) crema de verduras y azúcar moreno. ¿Que tienes que hacer? ¡simple! ¡Licua todo, sirve y disfruta!

2) Otra idea para poder haz tu propio helado, como sugiere el sitio networx.com, es combinar una taza de leche con edulcorante como azúcar de caña o malta, colocar la mezcla en un recipiente para alimentos y meter todo en el congelador: cada media hora sacar el recipiente, voltear y colocar de vuelta en el congelador y así hasta que el helado haya alcanzado la consistencia adecuada. También podríamos decir que este "helado" es ligero dada laausencia de crema y, por tanto, ¿por qué no enriquecerlo una vez servido en la taza con copos de chocolate o una cascada de fruta fresca?

3) Otra idea, esta vez sugerida por el blog ecodelleco.blogspot.com, nos permite usar el poder conductor de los metales…¿y cómo? ¡Fácil! basta con partir de un recipiente de un material metálico que sea buen conductor del calor... o en este caso... del frío... como el acero inoxidable, por ejemplo, y lo bastante grande para contener todos nuestros fantásticos hielos. crema pero no demasiado grande para no caber en nuestro congelador. ¡Así que pongamos el recipiente elegido en el congelador y olvidémonos de él por una noche!

Al día siguiente acaba de obtener los ingredientes esenciales para el nuestro. helado hecho a mano...

  • leche y nata vegetal
  • azúcar de caña o de malta
  • fécula de patata o fécula de maíz
  • y nuestro ingrediente extra, chocolate si lo queremos con chocolate, piel de naranja si lo queremos con un delicado sabor a naranja, vainas de vainilla si lo queremos con vainilla… y así sucesivamente. Podríamos seguir para siempre, pero para nuestro ejemplo digamos que es chocolate, oscuro, por supuesto.

Coger unas varillas, de las que se usan para batir las claras, y después de haber echado la mezcla de leche + nata en un bol (en proporciones 1:1, por lo tanto 100g de leche + 100g de nata) que habremos previamente calentado y en que hemos disuelto nuestro edulcorante en las proporciones 2:1 es decir 2 partes de leche y 1 de edulcorante (así en nuestro caso 200g de leche y nata + 100g de edulcorante), añadir 2 cucharadas de fécula de patata o maicena y nuestro ingrediente extra, por eso decíamos copos de chocolate negro, también en una cantidad igual al edulcorante (así en nuestro caso 100gr).



Ahora mezcle todo bien con un batidor y colóquelo al fuego en una cacerola.

Lo calentaremos todo, siempre volteándolo todo bien y en cuanto veamos que empieza a hervir, y por tanto a espesar, apagaremos el fuego y verteremos la mezcla después de haberla dejado enfriar un poco en nuestro bol sacado directamente del congelador, luego removemos bien con la batidora unos minutos y lo meteremos todo en el congelador durante una hora aproximadamente.

Solo queda sacar del congelador, remover con la batidora y volver a meter al congelador, así 2 o 3 veces más. Finalmente, después de haber batido por última vez, colocaremos nuestro helado en un recipiente de congelación (quizás reutilizado de un helado antiguo comprado), guardándolo una noche antes de poder consumirlo.

¡Ver es creer! ¡y listo el helado casero está listo!

4) Por último, un último método casero es sin duda el artesanal hazte un granizado o un sorbete. Comienza con el jugo de tu ingrediente favorito, el sabor que quieras que tenga tu manjar, por ejemplo café, jugo de manzana, limón o jugo de frutas, agrega azúcar o malta a tu mezcla y según tu gusto luego coloca en un recipiente de metal en el congelador durante media hora. Retire del congelador, mezcle bien la mezcla semicongelada y almacene nuevamente. Repite la operación una serie de veces hasta que la consistencia te satisfaga.



El consejo es mantenga siempre un buen recipiente de acero inoxidable en el congelador... ¡porque nunca se sabe cuándo llega el impulso!

Buena fiesta.

Kia - Carmela Giambrone

LEA también:

5 paletas heladas caseras naturales

Añade un comentario de Cómo hacer helado sin heladera
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.