Si no detenemos la pérdida de biodiversidad, también estaremos condenados a la extinción

Quien soy
Elia Tabuenca García
@eliatabuencagarcia
Autor y referencias

Si no detenemos la pérdida de biodiversidad, estaremos condenados a la extinción. No hay más tiempo. La alarma la dio el número uno de la ONU en materia de biodiversidad

Biodiversidad: si no detenemos la pérdida corremos el riesgo de extinción. Palabra de la ONU





Si no detenemos la pérdida de biodiversidad, estaremos condenados a la extinción. No hay más tiempo. La alarma la dio el número uno de la ONU en materia de biodiversidad.

El mundo debe encontrar inmediatamente una nuevo acuerdo para proteger la naturaleza en los próximos dos años o la humanidad puede ser la primera especie en documentar su extinción.

Antes de la conferencia internacional que discutirá la salud de los ecosistemas, Cristiana Paşca Palmer dijo que las personas de todos los países deben presionar a sus gobiernos y proponer objetivos globales ambiciosos para 2020 para proteger insectos, aves, plantas y mamíferos, vitales para la producción mundial de alimentos. , agua limpia y captura de carbono.

"La pérdida de biodiversidad es un asesino silencioso", le dijo a The Guardian. “Es diferente del cambio climático, cuyos efectos son visibles para las personas en la vida cotidiana. Con la biodiversidad no está tan claro, pero para cuando te enteres de lo que está pasando, puede que sea demasiado tarde”.

Paşca Palmer es directora ejecutiva de la Convención de las Naciones Unidas sobre la Diversidad Biológica, el organismo mundial responsable de mantener los sistemas naturales de apoyo a la vida de los que depende la humanidad.

Los 196 estados miembros se reunirán en Sharm el Sheikh, Egipto este mes para comenzar las discusiones sobre un nuevo marco para la gestión de los ecosistemas y la vida silvestre del mundo.

Esto marcará el comienzo de dos años de negociaciones frenéticas, que Paşca Palmer espera que culminen en un nuevo acuerdo global, que se firmará en la conferencia de Beijing en 2020.

un poco como elAcuerdo climático de París, al mismo tiempo tendremos que intentar gestionar la pérdida de biodiversidad a nivel global, un tema que ha recibido poca atención hasta el momento, a pesar de tener un peso igualmente pesado para nuestra supervivencia como el cambio climático.



Los dos últimos acuerdos importantes sobre biodiversidad, en 2002 y 2010, no han logrado contener las pérdidas. Hace ocho años, bajo el Protocolo de Aichi, las naciones se comprometieron a reducir a la mitad la pérdida de hábitat natural, garantizar la pesca sostenible en todas las aguas y expandir las reservas naturales del 10 % al 17 % de la tierra del mundo para 2020. Pero muchos estados no han cumplido sus promesas, e incluso aquellos que han creado múltiples áreas protegidas han hecho poco para controlarlas.

El tema también ha pasado a un segundo plano en la agenda política. En comparación con las cumbres climáticas, pocos jefes de estado participarán en conversaciones sobre biodiversidad. Estados Unidos estuvo ausente.

Según Paşca Palmer, no todo está perdido. Diferente especie en África y en Asia se han recuperado (aunque la mayoría están en declive) y los cubierta forestal en Asia aumentó un 2,5% (aunque disminuyó en otros lugares a un ritmo más rápido).

Las áreas marinas protegidas también se han ampliado. Pero en general, la situación es preocupante. Las tasas ya altas de pérdida de biodiversidad como resultado de la destrucción del hábitat, la contaminación química y las especies invasoras se acelerarán en los próximos 30 años como resultado del cambio climático y el aumento de la población humana.

Para 2050, se espera que África pierda el 50% de sus aves y mamíferos y que la pesca en Asia colapse por completo. La pérdida de plantas y vida marina reducirá la capacidad de la Tierra para absorber carbono, creando un círculo vicioso.

El mes pasado, las principales instituciones climáticas y de biodiversidad y científicos de la ONU celebraron su primera reunión conjunta. Estuvieron de acuerdo en que las soluciones basadas en la naturaleza (protección forestal, plantación de árboles, restauración de la tierra y gestión del suelo) podrían proporcionar hasta un tercio de la absorción de carbono necesaria para mantener el calentamiento global dentro de los parámetros del acuerdo.



El cambio climático y el calentamiento global son dos caras de la misma moneda. También se discutirá en la próxima cumbre del G7 en Francia en 2019.

Cambiar de rumbo todavía es posible, solo hay que querer y cumplir los compromisos. La nuestra también depende de la supervivencia de las especies animales y vegetales.

LEA también:

  • La humanidad acabó con el 60% de los animales salvajes desde 1970 hasta hoy. el nuevo estudio
  • Pando, estamos matando a uno de los organismos vivos más grandes del planeta
  • Más de 26 mil especies en peligro de extinción: la lista roja de la UICN actualizada

francesca mancuso

Añade un comentario de Si no detenemos la pérdida de biodiversidad, también estaremos condenados a la extinción
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.