Quinta cuenta energética: tras el deslizamiento corren hacia las plantas

Quien soy
Carlos Laforet Coll
@carloslaforetcoll

Según las asociaciones, tras la carrera por los incentivos hay riesgo de paralización del sector fotovoltaico

Está a punto de acabar atropellado, su madre lo salva

cuento de la quinta energia. Asociaciones, trabajadores, sindacati, regiones y ahora tambien el Senado ellos son defendiendo con las uñas y con los dientes la fotovoltaica e incentivos, tronzando total o parcialmente el borrador del decreto que ha estado alrededor por un mes ahora.





Y, también en vista de una reducción de la tope de gastos, se teme por la carrera por los incentivos. Como se ha señalado varias veces, el nuevo sistema redujo significativamente el techo de inversión pasando por 6 millones de la cuarta cuenta de energía a los 500 millones de euros de la quinta. Según se lee en el borrador actual, el nuevo régimen debería entrar en vigor un mes después de superar el umbral de los 6 millones.

Es claro que no es posible predecir hasta dónde se llegará a esta cifra, ni siquiera para el GSE. El decreto, sin embargo, no debería empezar el 1 de julio como se planeó originalmente pero en 1 de octubre de 2012. Sin embargo, muchos creen que el umbral de incentivos de 6 millones de euros se puede alcanzar durante el verano, incluso a finales de agosto o, como muy tarde, en los primeros días de septiembre.

Culpa, si se puede llamar así, de la prisa a las instalaciones por parte de los operadores del sector para poder obtener los beneficios previstos por la cuenta de energía Cuarta, antes de la toma definitiva de posesión de la Quinta.

Y nuevo cólicos también vienen de Anie/gifi, especialmente en lo que se refiere a la registrar. El nuevo sistema introducirá la obligación de registro también para las plantas pequeñas, excepto las de menos de 12 kW. Y así es como cambiarán las tarifas. Tal y como recoge Repubblica, si con la cuarta cuenta de energía una planta de 3 kW en cubierta permitía una retribución de unos 352 euros/MWh, con la Quinta tendrá 237 y para una planta de 200 kW en edificio la retribución bajará de 313. a 199 euros/MWh, mientras que para 1 MW en tierra pasará de 236 a 161.



De ahí la invitación a las instituciones a elevar el umbral de registro hasta 200 kW, más compatible con los objetivos de fomento del autoconsumo y control del gasto. “Hemos propuesto a las instituciones la adopción de un sistema virtuoso de control del gasto que, a medida que aumente la potencia conectada a la red eléctrica, prevea una mayor disminución de la tarifa en el siguiente período de referencia. De esta manera, se seguiría controlando el gasto y se eliminaría el elemento de inseguridad vinculado a un umbral de registro demasiado bajo”, dicen las asociaciones.

Valerio Natalizia Presidente de GIFI-ANIE dijo que “la implementación del registro que maneja el GSE para todas las plantas con potencia pico superior a 12 kWp no es la herramienta adecuada”. En su opinión, de hecho, la adopción del registro con un umbral de acceso tan bajo tendría como único efecto "aumentar la burocracia, poniendo en grave riesgo el desarrollo sostenible del mercado también y sobre todo por la enorme incertidumbre inherente a la viabilidad de proyectos fotovoltaicos en detrimento de su bancabilidad".



francesca mancuso

Añade un comentario de Quinta cuenta energética: tras el deslizamiento corren hacia las plantas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.