Por San Valentín no digas te amo, pero los hay: tiene un significado inmenso que acaricia el corazón

Quien soy
Elia Tabuenca García
@eliatabuencagarcia
Autor y referencias

Aquí hay 10 formas de decir "Estoy aquí" a un ser querido, una frase que a veces vale mucho más que "Te amo"

No guardes el aguacate así: es peligroso

Te amo: es una de las frases más poderosas y profundas que existen. Y en el día de Día de San Valentín lo encontramos prácticamente en todas partes: en entradas, publicaciones en redes sociales, cartas. Hay quien está deseando escuchar estas dos palabras “mágicas”, que nos hacen sentir únicos. Pero, en realidad, también existe otra frase que a veces puede significar mucho más que un simple "te amo" para una persona. ¿Cual? "Estoy ahí". Y no se aplica solo a los amantes, sino también en la amistad y en la familia. Porque no hay nada más hermoso y precioso que dar un poco de nuestro tiempo a una persona que nos necesita.





10 formas distintas y concretas de decir "hay"

Para hacer sentir nuestra presencia a una amiga, pareja o hermana, hay varias formas y de todo, no necesitas grandes gestos para hacerlo. A veces basta simplemente con ponerse a disposición de alguien para escucharlo y hacerle aligerar una carga que lleva cargando desde hace tiempo. Descubramos 10 formas de decir "Yo soy" a un ser querido.

  1. Estoy aquí para escucharte: puede parecer trivial, pero a veces tu pareja o amigo solo necesita hablar un poco, ya sea sobre un problema, una inquietud que le atenaza o para desahogarse. Escuchar al otro es el primer acto de amor hacia alguien.
  2. Usted no está solo: en los momentos más difíciles de nuestra vida puede ocurrir que nos sintamos solos, por ejemplo ante un gran obstáculo o un duelo. Que te digan “no estás solo” en esta batalla puede ser de gran ayuda y consuelo. Saber que puedes contar con alguien puede ser un gran alivio.
  3. ¿Que necesitas?: no te preocupes por ser directo. Mostrar amor o afecto por alguien también significa cuidar de sus necesidades. Si un amigo cercano tuyo está luchando contra la depresión y no puede entenderlo, pregúntale si necesita algo en la tienda de comestibles, por ejemplo. O si tu pareja tiene algunos problemas burocráticos pero no los conoce muy bien, ofrécete a hacerlo por él. A veces el pragmatismo vale más que un simple "te amo".
  4. Estoy contigo. Puedes llorar en mi hombro, dice: a veces llorar es lo que más se necesita. Pero no todos logran hacerlo fácilmente, por orgullo o por no parecer débiles a los ojos del otro. Que te digan "puedes llorar en mi hombro" es un gran alivio. Y esto aplica tanto para un amigo, tu pareja o tu pareja o familiar. En algunos casos, no hay nada más liberador que un llanto en los brazos de alguien que nos importa.
  5. Dime cómo te sientes realmente: muchas veces, llevados por las prisas u otros pensamientos, tendemos a preguntar "¿cómo estás?" a toda prisa, sin siquiera escuchar la respuesta de la otra persona. Si nos tomamos en serio a alguien, preguntarle cómo se siente realmente puede ser un gran consuelo. Detrás de un "bien" puede haber un gran sufrimiento que no se expresa desde hace demasiado tiempo.
  6. Lo superaremos juntos: ciertos desafíos que nos plantea la vida pueden ser muy pesados ​​de aceptar. Pero tener un aliado que nos apoye nos hace sentir más fuertes de inmediato. Sentir “juntos superaremos este obstáculo” significa sentirse ya más ligero.
  7. Lamento mucho lo que estás experimentando: a veces no podemos hacer una diferencia en la vida de alguien. Si un colega, amigo o hermana se enfrenta a la muerte o enfermedad, por desgracia, no podemos cambiar eso sin tener una varita mágica. Pero hacerle saber al otro que ese dolor en ese momento también es el nuestro es fundamental.
  8. Estaré ahí: no hay nada más hermoso que la visita inesperada de alguien a quien amas, ya sea tu pareja o un amigo. Si sabe que alguien enfrenta un problema repentino, ningún mensaje de texto o llamada puede reemplazar la presencia física y un abrazo.
  9. Siempre estaré a tu lado: saber que siempre tienes a alguien en quien puedes confiar es maravilloso. Decir a un ser querido "siempre estaré a tu lado" es una muestra de amor increíble y puede ser más fuerte que un "te amo".
  10. Lo hago por ti: en demasiados casos estamos totalmente abrumados por compromisos de trabajo, diligencias que atender y problemas. Si realmente nos importa alguien, estar disponible para hacer algo por ellos es el mejor regalo que podemos dar. ¿Algunos ejemplos? En el caso de una amiga, podemos ofrecernos a cuidar a los niños para que tenga un rato para ella (aunque solo sea para ducharse o relajarse) o ir a la farmacia por ella.

Seguici su Telegram Instagram | Facebook TikTok Youtube



Lea también:

  • San Valentín: historia, mitos y leyendas del santo de los enamorados (pero también de los niños)
  • San Valentín: Niu Lang y Zhi Nula, la bella leyenda oriental que celebra el poder del amor
  • Exposiciones en los Museos Cívicos y en la Galería Borghese: San Valentín en Roma nunca ha sido tan romántico
  • Día de San Valentín: 5 ideas para regalos de bricolaje

 

Añade un comentario de Por San Valentín no digas te amo, pero los hay: tiene un significado inmenso que acaricia el corazón
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.