Nicola, la elección de la familia para vivir en el bosque y cuidar de las abejas

Quien soy
Carlos Laforet Coll
@carloslaforetcoll
Autor y referencias

La pareja había elegido vivir en una casa de campo en los bosques de los Apeninos, en medio de una naturaleza virgen

Está a punto de acabar atropellado, su madre lo salva

Vivir en medio de la naturaleza, entre los mágicos bosques de los Apeninos. Los padres de la pequeña Nicola Tanturli, que falleció ayer en la Toscana y la fortuna encontró sana y salva, la eligen desde hace tiempo.





El bebé, recordamos, estaba en el fondo de un escarpe de unos tres kilómetros en Campanara di Palazzuolo sul Senio, un pueblo aislado en el Alto Mugello. No estaba allí por casualidad, sino que junto con su madre Pina y su padre Leonardo, Nicola vivía en el corazón de los Apeninos, donde sus padres se habían mudado en 2009.

La pareja había elegido vivir en una casa de campo en los bosques de los Apeninos, en medio de una naturaleza virgen en un lugar casi fuera del tiempo y donde el hombre aún respeta los ritmos naturales. Fue la propia Pina quien le dijo a la asociación Campiaperti, como cuenta Il Corso:

Me acerqué al mundo agrícola en 2009 después de una licenciatura en ciencias sociales. Me parecía absurdo saber usar una PC y nunca haber sembrado un tomate, ya no saber reconocer una planta venenosa de una que cura, pisar muy buenas hierbas comestibles, qué madera usar de mangos o cercos”.

Amor por las abejas y autosuficiencia alimentaria

Y así fue como en pocos años, Pina y Leonardo también se convirtieron en apicultores, cuidando 500 colmenas. Partir de nuevo de estos preciados insectos, cada vez más amenazados, fue muy importante para la pareja que, sin embargo, no se limitó solo a proteger a las abejas. De hecho, intentaron hacer realidad su sueño de autoproducir todos los alimentos que necesitaban, de una vida autosuficiente desde el punto de vista alimentario:

No quería explotar ni ser explotada - explica Pina - Los animales salvajes como todo lo que había visto en los libros, así que conocí a Leonardo y otros con quienes convivir con una tendencia a la autosuficiencia. Para tener un poco de miel para nosotros, en 2009, a instancias de un amigo, recibimos una visita colectiva de una familia de abejas; las abejas que tenemos ahora vienen todas de allí, el segundo año tuvimos 3, luego 5.
 



Un sueño acariciado ya desde niño por el padre de Nicola que vivía en el campo con sus abuelos, trabajadores agrícolas, cuando era muy joven, sembrando semillas y cuidando árboles. 

Pero Leo y Pina no son los únicos que han hecho esta elección, en la zona fronteriza entre Toscana y Emilia Romaña. Los primeros en llegar al valle, hace 37 años, fueron 8 personas que acababan de regresar de un largo viaje a la India. Se instalaron en la rectoría de una iglesia del siglo XVII desconsagrada y empezaron a repoblar Palazzuolo, que ahora se ha convertido en una comunidad donde la gente trata de autoproducir sus propios alimentos, donde se cultivan huertas, se crían animales, se elaboran productos orgánicos y artesanía. , utilizando energías renovables.

Un verdadero eco-aldea donde se ofrece hospitalidad en carpas indias equipadas y donde los teléfonos celulares no funcionan. 

Aquí vive la pequeña Nicola, por suerte de vuelta a casa.

Fuentes de referencia: Corriere Fiorentino



LEA también:

  • La Magione, la aldea ecológica autosuficiente en las colinas de Marche (FOTO)
  • Housing first: en Finlandia el programa que ha reducido el número de sin techo ofreciéndoles un techo
  •  

 

Añade un comentario de Nicola, la elección de la familia para vivir en el bosque y cuidar de las abejas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.