Las lecciones de vida que podemos aprender de la lluvia

Quien soy
Elia Tabuenca García
@eliatabuencagarcia
Autor y referencias

La lluvia nos enseña que debemos aprender a ser flexibles ya adaptarnos a los cambios. ¿Alguna vez has pensado en ello? Los elementos de la naturaleza tienen importantes lecciones de vida para transmitirnos.

No guardes el aguacate así: es peligroso

La pioggia nos enseña que debemos aprender un se Flexible y a adaptarse a los cambios. ¿Alguna vez has pensado en ello? Los elementos de la naturaleza tienen importantes lecciones de vida para transmitirnos.





Así como los árboles nos enseñan resiliencia, la lluvia nos da resiliencia flexibilidad y adaptabilidad. Debemos aprender a imitar la lluvia y ser como una gota de agua que sabe que su forma no siempre será la misma.

Antes de convertirse en una colección de gotas de agua, la lluvia tal vez era agua de mar, luego se convirtió en vapor de agua para convertirse en una nube y finalmente aquí está de nuevo en el mar, en un lago, en un río o en la tierra con la primera tormenta.

A algunas personas no les gustan mucho los días de lluvia porque los encuentran grises, tristes y aburridos o complicados de afrontar por el mal humor y los atascos que esperan encontrar en la calle debido al tráfico.

Lea también: 10 LECCIONES DE VIDA QUE PODEMOS APRENDER DE LOS ÁRBOLES

La lluvia ha sido una fuente fundamental de inspiración para poetas y escritores durante siglos. De acuerdo a Sylvia Plath, famoso poeta estadounidense, la mayoría de los poemas escritos en el mundo nacieron en un día lluvioso.

Lea también: 10 LECCIONES DE VIDA DEL PRINCIPITO

La lluvia es a menudo una fuente de inspiración, no sólo en la poesía sino también en la vida, porque nos obliga a cambiar o nos conduce hacia él. ¿Qué oportunidades surgieron, por ejemplo, de ese viaje cancelado por la lluvia? ¿Lo recuerdas?

Lea también: LA GRAN LECCIÓN DE VIDA DE UNA MADRE A UNA HIJA ADOLESCENTE CON UNA... PASTA DE DIENTES

Podemos definir la lluvia como una maestro del cambio. No siempre es fácil cambiar uno mismo para mejor y abrirse a lo nuevo, pero siempre podemos intentarlo.



La lluvia nos enseña a soltar lo que ya no necesitamos. el agua que fluye es un símbolo de liberación. Podemos detenernos a mirar la lluvia e imaginar que cada gota trae consigo una dificultad, una preocupación que llevamos arrastrando demasiado tiempo o un miedo que nos bloquea.

También podemos imaginar las gotas de lluvia como una sucesión de lágrimas, como símbolo de la tristeza que nos acompaña y que tiene algo importante que enseñarnos antes de que desaparezca. Cuando llueve, si nos sentimos tristes o melancólicos, permitámonos llorar y dejémonos llevar para expresar nuestras emociones.

No olvidemos que la lluvia no solo tiene aspectos aparentemente negativos. Por cierto la lluvia en forma de gotas de agua nutre el suelo, plantas y naturaleza. Por lo tanto, también es un símbolo de fertilidad, crecimiento y regeneración.

Si no tenemos ganas de salir de casa durante un fin de semana lluvioso Todavía podemos decidir pasar algunos momentos leyendo o meditando en nuestra casa para que el fin de semana siga siendo rentable y no lo arruine de alguna manera el clima.



Finalmente, un día lluvioso no necesariamente tiene que ser deprimente. La lluvia de hecho puede enseñarnos el valor del optimismo. Las tormentas no pueden durar para siempre y esta es una gran metáfora de la vida. Solo después de la lluvia, el sol, cuando llega, parece aún más brillante y puede traer consigo el arcoíris para sorprendernos.

marta albe

Créditos de las fotos

Añade un comentario de Las lecciones de vida que podemos aprender de la lluvia
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.