“La contaminación por plásticos es un problema de justicia social”: para variar, afecta a los más indefensos

Quien soy
Elia Tabuenca García
@eliatabuencagarcía

El plástico es un problema que afecta al medio ambiente ya los pueblos más marginados del mundo por su contaminación y toxicidad.

Entonces puedes morir (incluso de hambre y sed) por la contaminación plástica. Un nuevo informe revela que la contaminación plástica afecta con mayor intensidad y desproporcionadamente a las comunidades más pobres, vulnerables, minoritarias y marginadas del planeta





La contaminación plástica no solo contribuye a la crisis ecológica mundial, sino que también es, y sobre todo, una cuestión de justicia ambiental y social. Para abordar realmente el problema, sería oportuno reflexionar sobre la necesidad de proteger y defender los derechos humanos fundamentales y, en particular, garantizar la dignidad y la estabilidad de todos los seres, vivos y no vivos, en la Tierra.

El informe Descuidado: impactos de la contaminación plástica en la justicia ambiental, publicado el pasado 24 de marzo porPNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente) y por Azul, una organización sin fines de lucro comprometida con el apoyo a las comunidades que residen cerca de los ecosistemas costeros y oceánicos, señala que la contaminación por materiales plásticos afecta con mayor intensidad y de manera desproporcionada a las comunidades más pobres, vulnerables, minoritarias y marginadas del planeta a hombres, mujeres y niños de sus familias. derechos humanos esenciales (principalmente el de la salud y un medio ambiente sano) y la profundización de las desigualdades socioeconómicas globales.

Como señalan los autores del artículo, la contaminación provocada por el plástico impide la plena consecución de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible establecido por la ONU como parte de la Agenda 2030. Según la ONU, el uso de plástico ha alcanzado niveles preocupantes, agravados por la pandemia mundial de COVID-19. La contaminación ambiental, por tanto, entra de lleno en la cd. "Tríada de emergencia", que también consiste en crisis climática y pérdida de biodiversidad.

Plástico: contaminación e injusticias

Marce Gutiérrez-Graudiņš, coautora del documento, fundadora y directora ejecutiva de Azul, considera que los esfuerzos desplegados por los actores políticos y económicos globales, hasta ahora limitados a la mera gestión y reducción de los niveles de contaminación por plásticos, son, sin embargo, insuficientes para hacer frente a la totalidad de los problemas que el plástico ayuda a crear; pensemos en sus múltiples efectos negativos sobre las comunidades más marginadas del mundo, aplastadas por el peso de la contaminación que comienza desde la fase de producción y termina con la transformación del plástico en residuos.



El plástico, obtenido del petróleo, se basa en la extracción petrolera, que ha deslocalizado y despojado a cientos de comunidades indígenas del mundo de tierras ancestrales simbólicas. El fracking, por ejemplo, contamina las fuentes de agua y las refinerías de petróleo ponen en peligro la supervivencia y la salud de las comunidades locales.

Otro problema relacionado con el plástico tiene que ver con la desigualdad de género: de hecho, las toxinas que contiene el plástico se encuentran con mucha frecuencia en productos de uso doméstico y/o destinados al público consumidor.

Por supuesto, cuando el plástico se desecha de forma ilegal o inadecuada, destruye los ecosistemas marinos, privando a los pescadores y otras personas que sobreviven de la pesca de medios de subsistencia esenciales. Si los productos pesqueros contienen microplásticos, se pone en riesgo la salud de quienes los consumen. Sin olvidar los graves problemas de salud a los que se enfrentan los más pobres y desesperados, es decir, aquellos que se ganan la vida recogiendo residuos, exponiéndose a diario a los tóxicos que emite el plástico.

Un mundo sin plástico

Desde el origen de los problemas antes mencionados, ¿cómo abordar la cuestión milenaria? En pocas palabras, el informe recomienda: (1) realizar más estudios sobre el impacto de los plásticos desde un punto de vista sanitario; (2) mejorar las técnicas de monitoreo de desechos plásticos; (3) introducir una prohibición universal del uso de plásticos de un solo uso; y (4) aumentar la inversión en la gestión, reciclaje y reutilización de plásticos.

En términos de cooperación internacional, sería deseable llegar a la firma de un tratado internacional sobre contaminación y producción de plásticos, con el objetivo de prohibir el plástico de una vez por todas. En todo caso, el punto de partida de tal tratado debe ser poner el énfasis en el tema de los derechos ambientales y sociales, tratando de implementar concretamente los principios de justicia y equidad.



Fuentes: Azul / PRNewswire / PNUMA / Noticias ONU

Seguici su Telegram Instagram | Facebook TikTok Youtube

Lea también:

Las “playas de plástico” de Bali donde aparecen muros de basura en lugar de arena

El plástico producido por los envases de Amazon podría envolver hasta 500 veces todo el planeta

Añade un comentario de “La contaminación por plásticos es un problema de justicia social”: para variar, afecta a los más indefensos
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.