Flores y setos en campos de cultivo para aumentar la producción agrícola y reducir los pesticidas

Quien soy
Elia Tabuenca García
@eliatabuencagarcía

Es posible aumentar los rendimientos agrícolas sin recurrir a pesticidas: solo proteja la biodiversidad a través de la diversificación del paisaje

Flores, hierbas silvestres, setos y árboles frutales realzan el rendimiento de la producción agrícola y es por ello que antiguamente los campos de cultivo estaban rodeados de saúcos, avellanos y rosaledas.





La confirmación proviene de un grupo de investigadores que han estudiado el impacto positivo de la biodiversidad en el sector agrícola.

Lamentablemente, hoy, con el crecimiento de la agricultura intensiva y los monocultivos, el paisaje se vuelve cada vez más monótono, con grandes parcelas donde la biodiversidad es muy baja.
No siempre ha sido así: antaño era muy habitual colocar rosas a lo largo de las hileras de vides o ver campos cultivados intercalados con prados llenos de flores de malva y manzanilla y, en algunas zonas, los cultivos siguen estando estructurados de esta manera.

El equipo, coordinado por Eurac Research de Bolzano y la Universidad de Würzburg, examinó datos de 1.500 cultivos de maíz, colza, café y cereales repartidos por todo el mundo, desde Suecia hasta Sudáfrica, analizando la procesos de polinización y capacidad de las plantas para resistir plagas y enfermedades, comparando los datos obtenidos de cultivos homogéneos y heterogéneos.

Al estudiar las características de los diversos entornos, los investigadores notaron que cuando la transición es más heterogénea hay una mayor producción.
Si los cultivos surgen al borde de bosques o están bordeados por setos y prados, hay una mayor presencia de insectos polinizadores y especies antagónicas de parásitos, como las mariquitas que se alimentan de pulgón.

El grupo de investigadores descubrió así que en los cultivos donde la heterogeneidad está garantizada, se favorece la polinización y las especies cultivadas pueden defenderse mejor de los insectos nocivos.

Esto resulta en un aumento en la producción y la calidad de los alimentos, así como una menos necesidad de usar pesticidas perjudiciales para la salud del medio ambiente, los animales y los seres humanos.



Hasta ahora, los estudios siempre se han centrado en la importancia de la biodiversidad en el funcionamiento y equilibrio de los ecosistemas: esta nueva investigación arroja luz sobre las posibles beneficios de la biodiversidad para la agricultura y en última instancia para la salud humana.

Los resultados de este estudio enfatizan la importancia de proteger y aumentar la diversificación del paisaje tanto para aumentar la productividad como para reducir el uso de herbicidas, insecticidas y fungicidas en la agricultura.

De hecho, si por un lado tenemos necesidad de aumentar los rendimientos para satisfacer la demanda de alimentos de la población en constante crecimiento, se sabe que el uso de pesticidas tiene importantes repercusiones en la salud del medio ambiente, incluyendo la de los insectos polinizadores y la de los seres humanos.

Por ello es importante encontrar métodos y técnicas respetuosas con el medio ambiente que permitan mejorar la productividad agrícola sin dañar el medio ambiente y según este nuevo estudio, la solución es muy sencilla: proteger la naturaleza, para protegernos a nosotros mismos.



Lea también:

  • Alto a los pesticidas, la petición europea para salvar las abejas y la agricultura que todos deberíamos firmar
  • Si no detenemos la pérdida de biodiversidad, también estaremos condenados a la extinción
  • De antigua zona industrial a paraíso de la biodiversidad, cuando la naturaleza reclama el territorio
Añade un comentario de Flores y setos en campos de cultivo para aumentar la producción agrícola y reducir los pesticidas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.