Está prohibido ponerse al volante si se está deshidratado: es tan peligroso como estar borracho

Quien soy
Carlos Laforet Coll
@carloslaforetcoll
Autor y referencias

Tener mucha sed mientras conduce puede ser tan peligroso como conducir después de haber bebido demasiado alcohol.

Está a punto de acabar atropellado, su madre lo salva





No conduzca en caso de... siete! Así es: si estás detrás del volante y tienes la sed de un camello, corres el mismo riesgo que alguien que está borracho. Tener la garganta seca mientras conduce puede ser básicamente tan peligroso como conducir después de beber demasiado alcohol.

Este singular descubrimiento proviene de uno estudio de la Universidad inglesa de Loughborough, según la cual la deshidratación hace que la atención de los automovilistas decaiga mucho como la de los que van borrachos y les lleva a cometer el mismo número de errores. Distracción, somnolencia y falta de alerta: estos son los efectos de la deshidratación, que pueden ser fatales para el conductor.

LA PRUEBA - Los investigadores británicos sometieron a pruebas específicas a 12 conductores masculinos, quienes debían usar un simulador de conducción cuando se hidrataban con 200 mililitros de agua cada hora, y luego repetir el experimento después de beber solo 25 mililitros de agua. En las primeras pruebas, cuando estaban suficientemente hidratados, los participantes cometían una media de 47 errores de conducción, mientras que, si tenían sed, la cifra aumentaba hasta los 101 errores cada uno, más o menos los mismos que se encuentran en los que se ponen al volante después de conducir. .dormió muy poco o levantó demasiado el codo.

“Todos tenemos cuidado de no conducir si hemos estado bebiendo, pero no solemos pensar en los efectos de otras cosas que pueden afectar nuestra capacidad de conducción, y una de ellas es la deshidratación”, explica el coordinador del estudio, Ron Maughan.

En definitiva, no cabe duda de que conducir bajo los efectos de bebidas o drogas aumenta el riesgo de accidentes, pero los resultados de este análisis ponen de manifiesto un peligro nunca antes pensado y sugieren que los conductores deben asegurarse de estar siempre adecuadamente hidratados. No beber suficiente agua puede reducir la capacidad de respuesta del cerebro, la concentración y puede ser responsable de dolores de cabeza, debilidad, mareos, palpitaciones y ansiedad.



En resumen, la suposición válida para todos es siempre la misma: bebe mucho y mantente hidratadoi es un buen punto de partida para cuidar nuestra piel y nuestra salud. Y para entrar en la marcha adecuada, en todos los sentidos.



Germana Carillo

LEA también:

Agua: ¿cuánta beber, cuándo y con qué residuo fijo?

Añade un comentario de Está prohibido ponerse al volante si se está deshidratado: es tan peligroso como estar borracho
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.