7 estrategias para una vida feliz y saludable en pareja

Quien soy
Carlos Laforet Coll
@carloslaforetcoll
Autor y referencias

Siete estrategias para mejorar la felicidad y la comunicación en la vida de pareja.

No guardes el aguacate así: es peligroso

La vida de toda pareja se compone inevitablemente de altibajos, de momentos de conflicto y armonía; lo que marca la diferencia es la forma en que se afrontan las dificultades: si se traducen en ideas constructivas, una oportunidad para esclarecer, afrontar juntos, definir nuevas formas de "encuentro mutuo" la pareja crece, profundiza su vínculo y aumenta su calidad.





La pareja sólida y madura no evita los conflictos pero sabe afrontarlos y superarlos sin que ninguno de los dos tenga que "sufrir", ser pisoteado o ignorado. No hace falta decir que ayuda a uno buena comunicacion, hecho de respeto por el otro y por uno mismo, así como por el respeto mutuo (ambos auténticos, por supuesto). Tres "trucos" para hacerlo realidad:

  1. primero, cada uno tiene que afrontar y aceptar su inevitable parte de responsabilidad.
  2. Segundo, las discusiones deben mantenerse firmes sobre el "problema", a nivel práctico;
  3. tercero, nunca debes moverte - en comparación - a otros planos, personales o extensos (ese tiempo yo, ese tiempo tú; nunca eres así, siempre eres así; tus amigos aquí, tus padres allá y así sucesivamente).

Y luego, según el psicólogo estadounidense Juan Gottman, una pareja sana y feliz sabe implementar siete estrategias:

índice

Construye tu propio "menú de ternura"

La costumbre y dar por sentada la presencia de la pareja muchas veces te hace perder de vista los detalles. La consecuencia es que comenzamos a perder el contacto profundo. Es importante mantener siempre la apertura a la persona que amamos, la curiosidad, la atención y la escucha; saber mirarlo siempre con ojos nuevos: esto crea un espacio en nuestro corazón y al mismo tiempo hace sentir a la otra persona en nuestro corazón.

Cultivar la estima mutua

Para una vida buena, sana y satisfactoria en pareja, el respeto mutuo es fundamental. Si hay amarguras, no resueltas o acciones que la socavan, necesitamos trabajar en ello. O piénsalo: ¿cuál es el sentido de llevar una vida afectiva con alguien que no se estima a sí mismo?


Cada día, acércate

El foco está en las pequeñas atenciones diarias, en el compartir. Estar juntos también significa "hacer cosas juntos". Hacer cosas juntos felices fortalece el ser pareja. No hace falta una "inmersión total" de vez en cuando: claro, no duele pero la estructura, la trama de la relación se va construyendo día a día. Tal vez con pequeños rituales íntimos: café tomado tranquilamente juntos. El programa de televisión visto y comentado juntos.


Ser influenciado por la pareja

Escuche realmente el punto de vista de aquellos a quienes amamos. Aunque parezca irrazonable, trata de hacerlo nuestro. Evidentemente es un comportamiento que debe ser recíproco y ayuda a superar las diferencias normales de enfoque y atención y forma de reaccionar ante los problemas que -de hecho- existen entre hombres y mujeres, o entre perspectivas individuales más "sintéticas, holísticas" y otras. más "lógico, analítico".

Ponte en los zapatos de la otra persona

Esta estrategia también requiere reciprocidad, en el mediano y largo plazo. Dicho esto, "ponerse en los zapatos" de la persona que amas, esforzándote por un entendimiento profundo, profundiza el vínculo, ayuda a acercarte y te hace sentir su apoyo. Y los hace a ambos más dispuestos al compromiso, más capaces de aceptar sus propios defectos y los del otro.

Lidiando con problemas de rocas

Hay situaciones o problemas que pueden representar amenazas reales para la vida en pareja, más allá del amor. Si uno quiere hijos y el otro no, por ejemplo. Si uno quiere mudarse a Estados Unidos y el otro no. En estos casos necesitamos darnos tiempo, sin buscar inmediatamente una solución o una decisión definitiva: para que las cosas surjan, para que podamos hablar de ellas, juntos. Hablar de ello, de nuevo, es el "secreto": contar las propias motivaciones, la propia experiencia desde el respeto a uno mismo. Escuchar al otro con respeto a sus posiciones. Esto obviamente no significa que las cosas se resolverán mágicamente: al principio puede ser desestabilizador, provocando miedos aún mayores. La ganancia está en la claridad, en la sinceridad mutua: si el acercamiento es constructivo, ambos y la calidad de la relación de pareja ganarán, sea cual sea el resultado final (incluida una posible separación de caminos, si no se ha llegado a un acuerdo o no se puede vivir con la situación).



Caminar en la misma dirección

como el Principito, amar es "mirar en la misma dirección". No se trata de tener las mismas ideas, de hacer todas las cosas juntos sino de compartir una misma visión, de tener unas y claras planificaciones en pareja. Y el tiempo que pasa solo también cuenta. Un tiempo para la pareja: para incluir en la programación semanal, con detalles diarios y "eventos especiales". Porque además de la dirección no debemos olvidar el cuidado, la relación.

LEA también:

  • ENAMORADO, ELIGE A ALGUIEN QUE QUIERA CRECER A TU LADO
  • 15 PEQUEÑOS SECRETOS PARA HACER UNA RELACIÓN DURANTE MUCHO MUCHO TIEMPO (ILUSTRACIONES)

Ana María Cebrelli

Ilustraciones de Nidhi Chamani

Añade un comentario de 7 estrategias para una vida feliz y saludable en pareja
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.