5 sencillos remedios naturales para el dolor de oído

Quien soy
Carlos Laforet Coll
@carloslaforetcoll
Autor y referencias

Dolor de oidos. Quienes lo han probado saben que hay pocas dolencias que sean igual de dolorosas y molestas. Ante los primeros síntomas del problema, para evitar que empeore y degenere, se puede actuar con algunos remedios naturales. Te presentamos 5 de ellos.

No guardes el aguacate así: es peligroso

Dolor de oidos. Quienes lo han probado saben que hay pocas dolencias que sean igual de dolorosas y molestas. Ante los primeros síntomas del problema, para evitar que empeore y degenere, se puede actuar con algunos remedios naturales. Te presentamos 5 de ellos.





El dolor de oído comienza levemente al principio, y muchas personas cometen el error de ignorarlo y pensar que desaparecerá por sí solo. En realidad, muchas veces tiende a empeorar y en poco tiempo a hacer la situación difícil de sobrellevar debido al fuerte dolor que le impide trabajar, realizar sus actividades habituales y muchas veces incluso dormir.

Desafortunadamente, este es un problema que a menudo afecta a los niños que pueden volverse agitados, nerviosos y sin dormir debido al dolor y la incomodidad.

¿Qué hacer? Sólo y exclusivamente ante los primeros síntomas, cuando la situación aún se puede frenar con soluciones naturales, es posible experimentar el efecto de algunos remedios de la abuela, conocidos y utilizados desde hace tiempo, fáciles de encontrar. En el resto de los casos, y especialmente en el caso de los niños, te recomendamos que contactes con un médico (preferiblemente otorrinolaringólogo) que evaluará la presencia de una otitis a tratar de forma completamente diferente.

En caso de dolor de oído leve o moderado puedes probar los siguientes remedios naturales:

índice

ajo

Los poderes antibióticos del ajo son ahora de todos conocidos, así como su efecto analgésico (alivia el dolor). Por lo tanto, es un remedio natural de primera elección para el dolor de oído. La forma más sencilla de aprovechar sus beneficios en este sentido es pelar unos dientes de ajo, dejarlos reposar durante cinco o diez minutos (esto aumenta su contenido en alicina) y luego exprimirlos para extraer el jugo. Esto debe colocarse en un pequeño recipiente de vidrio y usarse con el gotero para colocar dos o tres en el oído afectado, dejar actuar durante diez minutos y luego deslizar.


cebolla


La cebolla también es rica en ingredientes activos útiles contra el dolor de oído, de hecho, está dotada de poder antibacteriano, antiséptico y antiinflamatorio. Al igual que el ajo es un remedio sencillo y económico que siempre tenemos disponible en casa. Puede extraer el jugo de la cebolla simplemente exprimiendo una moneda, luego envuelva el resultado en un paño de algodón limpio y sosténgalo sobre la oreja durante 10 minutos 2 o 3 veces al día.

calor

Incluso el simple calor puede aliviar el dolor de oído, esto ayuda a contrarrestar la inflamación y a recuperarse antes, especialmente si la molestia se debe a un tapón de cerumen o a un estancamiento de agua. La compresa se debe hacer con un paño tibio o una almohadilla caliente (esas que se pueden usar tanto en frío como en caliente) para frotar sobre el oído adolorido durante unos 20 minutos, repitiendo 2 o 3 veces al día. También puedes probar con un paño (o un calcetín) con sal caliente dentro.

jengibre

Si la causa del dolor de oído es una infección, el jengibre puede ser un remedio adecuado. De hecho, tiene cualidades antibacterianas pero también es antiinflamatoria y analgésica. Se puede utilizar de forma muy parecida al ajo: hay que exprimir el jugo de la raíz de jengibre fresco y añadir unas gotas en el oído dos veces al día o rallar una cucharadita de jengibre fresco en una cucharada de aceite de oliva y dejar en infusión. durante 20 minutos. Transcurrido el tiempo, calentar ligeramente el aceite y luego añadir unas gotas en el oído afectado por el problema.

Aceite de oliva


Este era el remedio natural favorito de nuestras abuelas para el dolor de oído. El aceite de oliva proporciona un alivio rápido del dolor al lubricar el canal auditivo y ayudar a tratar cualquier posible infección. Además, el hecho de que se use tibio también ayuda a romper el cerumen endurecido que, en algunos casos, puede ser la causa del dolor de oído. En una sartén, caliente el aceite de oliva virgen extra hasta que esté tibio y luego use un gotero para colocar 2 o 3 en el oído dolorido cuando esté acostado. Deje el aceite durante al menos diez minutos antes de dejar que se deslice. Repita esto dos veces al día.


¿Alguna vez has experimentado alguna de estas soluciones naturales? ¿Como le fue?

Quizás te interesen otros remedios naturales para el dolor de oído:

  • Calcetín de sal: el remedio natural para el dolor de oído
  • Otitis: 10 remedios naturales

Añade un comentario de 5 sencillos remedios naturales para el dolor de oído
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.